Madonna.

Acostumbrada a los récords, Madonna tiene uno que por momentos opaca sus logros musicales y que, al parecer, le gusta romper de vez en cuando: la diferencia de edad entre ella y sus parejas.

La “Reina del Pop”, de 61 años, hizo público este fin de semana su romance con Ahlamalik Williams, de 25 años, uno de sus jóvenes bailarines, con quien fue captada en Miami.

Con una sorprendente diferencia de 36 años, el también modelo es la última conquista en una larga lista de novios que cada vez más se alejan de la edad y la generación de la polémica cantante.

De hecho, de las 16 parejas que se le han conocido desde que debutó en la música, a finales de los 70, sólo una ha sido mayor que ella: el cineasta y actor Warren Beatty,quien le llevaba 21 años de diferencia cuando vivieron un tórrido romance de 1989 a 1990, a raíz de la cinta Dick Tracy.

Las últimas parejas de la intérprete aumentan esa brecha: a Kevin Sampaio, con quien anduvo de 2017 a 2019, le llevaba 33 años; a Timor Steffens (2014), 30 años, y a Brahim Zaibat (2010-2013), 29.

Ahlamalik, por ejemplo, tiene dos años más que la hija más grande de Madonna, Lourdes, de 23.
Según allegados, el bailarín y la cantante llevan tres meses saliendo y la confirmación de su romance ocurrió en un hotel de Miami, donde ambos fueron vistos en un balcón, abrazados y felices.

El nuevo novio de la también actriz y productora, que es hijo de un militar veterano de Estados Unidos, ha declarado a sus amigos que su sueño es “cambiar al mundo a través del arte”.