Jerry Brown, de St. Mary’s Food Bank; Trey Basha, de la cadena de supermercados; Jerry Formes, de Hormel y David Richins, de United Food Bank.

La compañía de supermercados Basha’s y la empresa de alimentos Hormel se unieron para donar más de tres mil jamones y así ayudar a alimentar a las familias de Arizona que lo necesitan durante las fiestas de navidad y fin de año.

Dicen que no hay nada como una gran comida casera durante las fiestas decembrinas para calentar tu corazón y llenarte de gratitud, pero desafortunadamente, muchos arizonenses no esperan tener ese lujo en estas fiestas, ya que el hambre y la inseguridad alimentaria son una realidad para miles de personas en todo el estado.

Por ello, representantes de organizaciones como Community Food Bank of Southern Arizona, Navajo Nation Veterans Administration, St. Mary’s Food Bank y United Food Bank, se reuniron en el Centro de Distribución de Basha’s para cargar sus camiones de reparto con paletas de jamones para ayudar a las familias necesitadas en todo Arizona, justo a tiempo para las fiestas decembrinas y de fin de año.

La campaña “Jamones para el hambre” de Hormel está en su trigésimo año, con el objetivo de donar suficientes jamones para 1 millón de comidas este año, un paso hacia el alivio de la inseguridad alimentaria en los Estados Unidos.

“Las fiestas de navidad y fin de año pueden ejercer mucha presión sobre las familias que luchan para llegar a fin de mes, este es un ejemplo de cómo nuestra comunidad puede marcar la diferencia para los niños, las familias y las personas mayores que lo necesitan”, dijo Michael McDonald, CEO, Community Food Bank of Southern Arizona.

“Este es un regalo increíble y en nombre de los Veteranos de Navajo que recibirán estos jamones, me gustaría agradecer por su generosidad en estas fiestas”, dijo Jim Zwierlein, Director Ejecutivo de la Administración de Veteranos de la Nación Navajo y un veterano del Cuerpo de Marines.